Cómo diseñar una Carta de Restaurante

Cómo diseñar una Carta de Restaurante

Si como hostelero te preguntan cuáles son los factores más importantes para que un local de restauración tenga éxito lo más probable es que contestes: una buena ubicación, un buen trato al cliente durante el servicio y por supuesto una buena oferta gastronómica. Pero, ¿alguno ha pensado en la carta, las pizarras, las ofertas, los flyers, la decoración...? Pues bien, son elementos que debemos tener muy en cuenta. Hoy nos centraremos en las cartas.

La carta será uno de los principales nexos entre el cliente y el restaurante, por lo tanto debemos cuidar su diseño. En la carta, la colocación de los platos y el diseño es casi tan importante como la propia oferta gastronómica. Además, la carta del menú es la carta de presentación del restaurante, por lo tanto debe ser dinámica, actual y tener la capacidad para crear una gran tentación en el cliente.

A través del diseño podemos ser capaces de incitar al comensal a elegir productos concretos, como por ejemplo nuestras especialidades. Por otra parte, si se consigue atraer la mente del consumidor hacia determinado platos también podemos facilitar el “up selling” (venta sugerida) a nuestros camareros.

Como es lógico cada tipo de restaurante tiene un tipo de carta, según la comida y servicios que ofrece, pero sobre todo según su tipo de cliente habitual y su target. La carta debe mostrarle al cliente de un solo vistazo la visión del restaurante que queremos transmitir a través de los colores, la tipografía, las fotos, el papel… porque todo ello transmite sensaciones, que tienen que ser acordes con lo que nuestro establecimiento ofrece.

No se debe abusar de fotografías, porque si saturamos al cliente con la fotos le va a costar más concentrarse en la elección del menú, debemos tener en cuenta también la forma en que leemos para poner los platos que más nos interesa ofrecer en ese punto (el "sweet spot" que se sitúa en el centro de la página de la derecha de la carta).

En cuanto a los precios, debemos tenerlos siempre actualizados, no colocarles el símbolo del euro para evitar la relación con el coste y, por último, no debemos colocarlos alineados, porque eso facilita que la decisión del cliente sea por el precio del plato y no por lo que realmente le guste.

En la carta también debes incluir un apartado para los menús de niños y la leyenda con alérgenos, ya que cada vez es más la gente que sufre algún tipo de intolerancia.
La carta debe estar organizada por secciones: entrantes, segundos platos, ensaladas, bebidas… y los platos especiales deben estar marcados gráficamente.

Ahora que ya sabes como mejorar tu carta, nosotros podemos asesorarte para que elijas los mejores soportes, materiales, tamaños… y obtengas los mejores resultados en tu establecimiento.

Posteado el 22/05/2019 0 453

Deje un comentarioDeje una respuesta

Debe estar registrado para dejar un comentario.

Archivos del Blog

Categorías

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda del blog

Menú